20 ago. 2011

La cuna del maltrato

Constantemente hay escándalo y rasgadura de vestiduras en Colombia porque algún atarván le pegó a una mujer. Por supuesto, el hecho es execrable y debe ser repudiado (al igual que un hombre le pegue a otro hombre), pero las acciones no deben reducirse al linchamiento mediático y las excusas obligadas, sino a leyes y programas que permitan el castigo de una conducta ilegal y despreciable y la prevención de la misma. Esto último sólo se conseguirá con la educación y la formación que debe recibir cada ciudadano desde niño en su colegio y su hogar. Allí, particularmente, en su niñez es cuando se debe fundamentar el respeto por sí mismo y por el sexo opuesto. Desde pequeños se debe insistir en que las mujeres no son objetos de ningún tipo sino seres pensantes y valiosos.
     Tautológico y evidente lo que escribo, no? De acuerdo. Pero lo traigo a colación porque, justo en la semana del escándalo por el golpe del Bolillo Gómez a una muchacha, uno de los tristemente populares realities de nuestra bienamada televisión nacional me mostró, en un comercial que repetirán centenares de veces diarias, a un niño muy pequeño cantando el famoso y miserable estribillo del reggueatón: "perrea, mami, perrea". Supongo que la familia del crío (que lo sometió a esa tortura insufrible y humillante de un reality) debe estar dichosa porque su retoñito tiene talento (como si se necesitara talento para bramar reggueaton) y porque salió en televisión. Seguramente no pensarán (y menos los de la cadena televisiva, y si lo piensan no les importa porque sólo les interesa vender) que ese niño que le dice a su "mami" que "perree" la está rebajando al nivel de un objeto sexual. A lo mejor, la mamá que orgullosa lo lleva a que haga el ridículo frente a todo el país también sentirá orgullo cuando sea machista, misógino y, seguramente, le pegue a su novia. Eso fue lo que le enseñaron desde su infancia, no? Que las mujeres son objetos para el placer masculino.
     Habrá algún acto más vil de hipocresía y machismo? Por qué nos quejamos de los patanes que golpean mujeres, si nosotros mismos los propiciamos, los creamos y alimentamos con tanta basura emitida en horario triple A. Educamos a nuestra juventud para que crezcan como dueños de las mujeres, que las pongan a "perrear", porque son entes sin conciencia que sólo deben obedecer los caprichos hedonistas de sus amos. Y, como son objetos, podemos golpearlos con impunidad aunque llegue un escándalo doblemoralista y equívoco.
     Y, lo que más me sorprende, es que las mismas mujeres son las que propician esto. Muchas, demasiadas y lamentables veces, he tenido que ver muchachas bailando y coreando felices las canciones que las vituperan, insultan y rebajan a los niveles más serviles de la sociedad patriarcal. Citaría algunas de las letras, pero seguro que el lector ya ha pensado en alguna docena y, además, me causan nauseas. No entiendo que haya mujeres que disfruten esos insultos. Es como si una canción dijera: "malditos colombianos traquetos, ladrones y asesinos" y todos la bailáramos dichosos.
     Qué futuro nos espera? Ya lo auguré previamente. Apuesto las demandas de cualquier Comisaría de Familia a que la generación que crecerá viendo a su compañerito de escuela exaltando su equívoco y alimentado machismo se convertirá en abusadora del género femenino. Pero eso a nadie en la radio o la televisión le importa. Y, lo peor, al ciudadano de a pie, a la mujer que es víctima de todas estas canalladas, parece tampoco importarle. Supongo que nos labramos nuestro propio destino. Pero entonces no se escandalicen cuando el técnico de la selección del 2025 le pegue a alguna mujer, eso fue lo que le enseñamos, no?

6 comentarios:

  1. Mi querido perriador
    Apuesto mas por el control, es decir, el autocontrol.
    Me da la impresión que la posibilidad de agredir, de ser violentos, de ser humanos es ya una cualidad intrinseca.
    Me da la impresión que no tenemos que ser mal educados o educados para tener la posibilidad de salir y darle golpes de viento o de manos cerradas al otro (sea niño, niña, hombre, mujer, toros, gallos, etc)
    Me parece que la búsqueda que debemos hacer como sociedad es la de llevar a nuestro sujetos a la expresión no violenta de su posibilidad violenta o en su defecto, del control.
    Lo que hizo ese pobre hombre, aunque lo repudio, no me sorprende

    ResponderEliminar
  2. OSCAR EN DIAS PASADOS HABLAMOS DEL TEMA Y COMO CONCLUSION, LLEGAMOS PRIMERO QUE EL GRAN CAUSANTE DE ESTA SITUACION ES LA CARTA MAGNA DE 1991 CUANDO LOS PADRES CONSTITUYENTES SE LES OCURRIO RESALTAR LOS DERECHOS DEL NIÑO.PERO POR NINGUN LADO SE HABLA DE LOS DEBERES DE LOS MISMOS.QUIEN DETIENE UN CASTIGO A SU HIJO ABORRECE MAS AQUEL QUE LO AMA DESDE NIÑO LO CORRIGE.prv.13.24. INSTRUYE AL NIÑO EN SU CAMINO Y AUN CUANDO FUERE VIEJO NO SE APARTARA DE EL.prv.22.6. EN ESTOS DOS VERSICULOS BIBLICOS SE REFLEJA LA VERDAD PARA LA ENSEÑANZA DE LA JUVENTUD NACIONAL.Y PARA LOS PADRES APLIQUENLO POR FAVOR Y NO MAS HIJOS, DONDE VIVIRAN?

    ResponderEliminar
  3. Oskar... me encanta tu reflexión...obviamente tal vez, los procesos de educación familiar no son los únicos responsables de lo que asumimos como comportamientos adecuados o no. Tal como lo mencionas los medios influyen, pero claro, lo que más pesa, es esa actitud maternal-paternal de validar lenguajes y prácticas "culturales", aparentemente inofensivas...
    Gracias por poner el tema en la agenda de la red, por resaltar que tal situación no debe sólo ser motivo de escándalo y chisme porque lo hizo una figura pública; gracias por resaltar que "una cultura de no violencia y buen trato", es responsabilidad de todos y hace parte de la interacción social. A Vidal

    ResponderEliminar
  4. Me indigna ver como después de tantos años de lucha por la igualdad, hayan mujeres q se sigan dejando someter. En eso tienen mucho q ver los medios y las religiones, se nos inculca (en los tiempos q corren!!!), q somos objetos para el disfrute de los hombres. Es más, Q sería de la publicidad sin las mujeres objeto?.
    Pero lo de ese ruido (si es q llega a ese nivel), llamado reggueaton ya es lo peor, una sucesión de mujeres medio desnudas, tratadas como cuerpos sin cerebro...

    ResponderEliminar
  5. muy buena reflexión , la cuna del maltrato
    por antonomasia ...

    saludos

    ResponderEliminar
  6. Tienes razon, no se como Bolillo Gómez golpeó a una mujer, una lastima que haga eso, y los hombres que golpean a una mujer no deben existir, yo tambien escribi un post sobre ese tema: http://elespejodemaxwell.blogspot.com/2011/09/ellas-y-las-bestias.html
    Te saludo desde Perú y espero que visites mi blog:
    http://elespejodemaxwell.blogspot.com/
    Te seguiré!

    ResponderEliminar